JD Edwards y el internet de las cosas (Industria 4.0)

Cuando nos referimos al Internet de las cosas estamos hablando de la interconexión entre dispositivos electrónicos que comparten información y regulan su comportamiento mediante algoritmos programados. Aplicado al mundo empresarial esto podría traducirse en máquinas con sensores que recogen información y la comunican al software de gestión de la empresa, este la recoge analiza y toma decisiones en base a la lógica de negocio implementada. Estas decisiones pueden ir desde la modificación de la planificación en la programación hasta regular el comportamiento de maquinas y mecanismos también interconectados a la red.

 

Durante los últimos lustros, la conectividad entre dispositivos y software de gestión ha estado en el punto de mira de muchas empresas, especialmente en sectores como la industria, transporte y agroindustria. Aunque la tecnología necesaria para lograr esta interoperabilidad ha estado hay desde hace décadas, era muy difícil y costosa su aplicación, lo que ha hecho que su uso sea por lo general algo excepcional. Además el conocimiento necesario para implementar estas tecnologías no estaba lo bastante desarrollado como para poder realizar una adopción eficiente en la mayoría de los casos.
Durante los últimos años se han producido una serie de cambios que han permitido superar las barreras que contenían esta revolución digital:

  • Procesadores de bajo coste para dispositivos.
  • Entornos de programación adaptados a las capacidades de dispositivos pequeños como Oracle Java ME
  • Circuitos de bajo consumo y mejora en las baterías de dispositivos
  • Tecnologías inalámbricas para comunicación de punto entre dispositivos y concentrador que permiten la integración en lugares con baja o ninguna conectividad a Internet
  • Extensión generalizada de la conectividad a internet
  • Desarrollos de protocolos estandarizados de comunicación con REST o JSON que facilitan las labores de integración.
  • Extensión generalizada de la conectividad a internet

JD Edwards E1 IoT: una vez más el pionero


Pues bien, disponer de un ERP capaz de aprovechar todas las ventajas que supone esta nueva revolución tecnológica es posible a día de hoy y de manera totalmente estándar. Desde su versión 9.2, JD Edwards incorpora JD Edwards IoT(Internet of Things Orchestator).


Gracias a su flexible arquitectura por capas, JD Edwards es capaz de innovar más rápido que sus competidores especialmente a la hora de adoptar nuevas tecnologías como esta. La separación entre capa tecnológica y funcional permite la adopción de mejoras sin que esto tenga un impacto negativo sobre la funcionalidad existente o sobre el funcionamiento de la empresa. Otro ejemplo claro de esto es la rapidez y facilidad que tuvo JD para incorporar las aplicaciones para móviles y tablets dentro de la suite.


Con el IoT, JD Edwards ofrece una solución capaz de integrar información operativa de la empresa proveniente de distintos tipos de dispositivos de forma totalmente dinámica, en la que la información recibida se puede traducir de forma automática en cambios en la operativa del negocio.

Beneficios de la adopción de IoT

Anteriormente la obtención de datos de dispositivos y sensores era realizada de forma manual, lo que llevaba asociados importantes costes además de las posibilidades de error humano. Con IoT los costes se reducen y la posibilidad de error desaparece.

Otra ventaja de la adopción de IoT es que permite trasladar la gestión de este tipo de redes a los analistas de negocio en vez de los técnicos. Esto maximiza las posibilidades de obtener beneficios de esta tecnología, ya que los expertos en la gestión de la empresa son más capaces de mejorar la lógica de negocio en base a la información disponible.

JD Edwards IoT es capaz de trabajar con cualquier módulo del ERP. Lo que otorga a su empresa una flexibilidad sin precedentes a la hora de adoptar esta nueva tecnología en la forma que más convenga a su empresa.
De forma sucinta e incompleta, enumeramos a continuación algunos procesos de negocio que pueden beneficiarse adoptando este tipo de tecnologías, aunque su alcance es mucho más amplio:

 

  • Bienes perecederos: Se puede obtener un control de temperatura, humedad y localización entre otros. Lo que ayuda a reducir costes por merma de producto
  • Maquinaria pesada: Monitorizando la localización, estado de los equipos y condiciones ambientales se puede llevar un mantenimiento mucho más efectivo y menos costoso.
  • Productos con necesidad de soporte: Permite ofrecer un servicio preventivo de mucha mayor calidad para los clientes.
  • Agroindustria: Medición y monitorización a lo largo de todo el proceso de negocio, desde la plantación hasta la entrega del producto. Esta capacidad sin precedentes para comprender el negocio permite tomar decisiones más efectivas en cuestiones tan críticas como riegos o cosechas.

Estas son sólo algunas de las claves principales, a lo largo de futuros artículos iremos ampliando más información acerca de JD Edwards IoT.

Durante los últimos lustros, la conectividad entre dispositivo y software de gestión ha sido un tema a considerar por muchas empresas, especialmente en sectores como la industria, transporte y agroindustria.  Aunque la tecnología necesaria para lograr esta interoperabilidad ha estado hay desde hace décadas, era muy difícil y costosa su aplicación, lo que ha hecho que su uso sea por lo general algo excepcional. Además el conocimiento necesario para implementar estas tecnologías no estaba lo bastante desarrollado como para poder realizar una adopción eficiente en la mayoría de los casos.              

Durante los últimos años se han producido una serie de cambios que han permitido superar las barreras que contenían esta revolución digital:

·        Procesadores de bajo coste para dispositivos.

·        Entornos de programación adaptados a las capacidades de dispositivos pequeños como Oracle Java ME

·        Circuitos de bajo consumo y mejora en las baterías de dispositivos

·        Tecnologías inalámbricas para comunicación de punto entre dispositivos y concentrador que permiten la integración en lugares con  baja o ninguna  conectividad a Internet

·        Extensión generalizada de la conectividad a internet

·        Desarrollos de protocolos estandarizados de comunicación con REST o JSON que facilitan las labores de integración.

·        Extensión generalizada de la conectividad a internet

 

JD Edwards E1 IoT: una vez más el pionero

Pues bien, disponer de un ERP capaz de aprovechar todas las ventajas que supone esta nueva revolución tecnológica es posible a día de hoy y de manera totalmente estándar. Desde su versión 9.2, JD Edwards incorpora JD Edwards IoT(Internet of Things Orchestator).

Gracias a su flexible arquitectura por capas, JD Edwards es capaz de innovar más rápido que sus competidores especialmente a la hora de adoptar nuevas tecnologías como esta. La separación entre capa tecnológica y funcional permite la adopción de mejoras sin que esto tenga un impacto negativo sobre la  funcionalidad existente o sobre el funcionamiento de la empresa. Otro ejemplo claro de esto es la rapidez y facilidad que tuvo JD para incorporar las aplicaciones para móviles y tablets dentro de la suite.

Con el IoT, JD Edwards ofrece una solución capaz de integrar información operativa de la empresa proveniente de distintos tipos de dispositivos de forma totalmente dinámica, en la que la información recibida se puede traducir de forma automática en cambios en la operativa del negocio.

Beneficios de la adopción de IoT

Anteriormente la obtención de datos de dispositivos y sensores era realizada de forma manual, lo que llevaba asociados importantes costes además de las posibilidades de error humano. Con IoT los costes se reducen y la posibilidad de error desaparece.

Otra ventaja de la adopción de IoT es que permite trasladar la gestión de este tipo de redes a los analistas de negocio en vez de los técnicos. Esto maximiza las posibilidades de obtener beneficios de esta tecnología, ya que los expertos en la gestión de la empresa son más capaces de mejorar la lógica de negocio en base a la información disponible.

JD Edwards IoT es capaz de trabajar con cualquier módulo del ERP. Lo que otorga a su empresa una flexibilidad sin precedentes a la hora de adoptar esta nueva tecnología en la forma que más convenga a su empresa.

De forma sucinta e incompleta, enumeramos a continuación algunos procesos de negocio que pueden beneficiarse adoptando este tipo de tecnologías, aunque su alcance es mucho más amplio:

-        Bienes perecederos: Se puede obtener un control de temperatura, humedad y localización entre otros. Lo que ayuda a reducir costes por merma de producto

-        Maquinaria pesada: Monitorizando la localización, estado de los equipos y condiciones ambientales se puede llevar un mantenimiento mucho más efectivo y menos costoso.

-        Productos con necesidad de soporte: Permite ofrecer un servicio preventivo de mucha mayor calidad para los clientes.

-        Agroindustria: Medición y monitorización a lo largo de todo el proceso de negocio, desde la plantación hasta la entrega del producto.  Esta capacidad sin precedentes para comprender el negocio  permite tomar decisiones más efectivas en cuestiones tan críticas como riegos o cosechas.

 

Estas son sólo algunas de las claves principales, a lo largo de futuros artículos iremos ampliando más información acerca de JD Edwards IoT.