Uno de los principales problemas de trabajar con aplicaciones móviles es la falta de conexión. Cuando las aplicaciones no tienen la habilidad sin conexión a la red impiden trabajar en muchos lugares alejados o resguardados donde no hay cobertura, ni ninguna red wifi  a la que conectarse.

Para paliar esta deficiencia, las aplicaciones móviles de JD Edwards EnterpriseOne han comenzado incorporar la capacidad de trabajar offline.  Un buen ejemplo de ello es la aplicación de gestión de órdenes de trabajo.

Muchas veces los equipos de trabajo de mantenimiento tienen que realizar su trabajo en instalaciones remotas y apartadas.  Ahora con las nuevas capacidades de la aplicación pueden seguir rellenando sus partes de trabajo  mientras realizan el trabajo, sin importar si están conectados. Evitando así el tener que dedicar tiempo extra a tareas administrativas exclusivamente. Realizando estas tareas sobre la marcha se consigue un trabajo más dinámico y fluido, una mayor eficiencia y se evitan los errores humanos asociados a la mala memoria.

Por otra parte, con simplemente pulsar un botón la aplicación envía toda la información actualizada durante el periodo de desconexión. Con lo que se garantiza que el sistema cuente siempre con la información más actual y precisa.

Los empleados tienen la capacidad de actualizar  estados de las órdenes de trabajo, consignar  piezas afectadas, añadir fotografías y notas adicionales sin  importar la conectividad. La información se almacenará en el dispositivo para ser posteriormente insertarla en el sistema.

Los técnicos siempre mantienen el control acerca de en que momento se envía la información, garantizando así que el sistema cuente con información completa y precisa.

Los principales beneficios que aporta esta nueva forma de trabajo son una  mayor productividad de los empleados y  procesos de negocio más eficientes.

En breve Oracle también dotará de capacidades de trabajo offline a otras aplicaciones de JD Edwards como Customer Service.