Los atajos del teclado para aumentar la productividad. Los trucos más efectivos
 
Hasta la llegada del ratón y de los entornos gráficos, el teclado era la principal fuente de interacción entre los usuarios y las aplicaciones informáticas. Con la popularización de los sistemas operativos tipo Windows el teclado quedó relegado a la introducción de datos alfanuméricos y el resto de interacciones se realizaban mediante el ratón. Esto permitió acercar la informática a un espectro mucho mayor de usuarios al simplificar su uso.
 
A pesar de todo, gran cantidad de empresas, son reacias a cambiar sus aplicaciones más antiguas con pantallas verdes, basadas en COBOL o plataformas AS400, argumentando que los nuevos sistemas con mejor presentación gráfica funcionan de una manera más lenta. Existen dos razones que avalan esa afirmación. Durante unos años las nuevas aplicaciones con más carga gráfica absorbían muchos más recursos de procesador. Con la potencia de los equipos actuales este argumento ha dejado de ser válido.
 
Por otro lado, el uso del ratón aunque simplifica la interacción con las aplicaciones y permite realizar acciones más complejas, como la que se realizan en los programas de diseño gráfico, ralentiza enormemente entrada de inputs por parte del usuario. Casi siempre es mucho más rápido realizar acciones mediante comandos de teclado que utilizando el ratón. Mientras muchas acciones pueden realizarse combinando un par de teclas, el realizarlas con el ratón implica levantar una mano del teclado, coger el ratón, apuntar con el cursor al elemento y pulsarlo. El proceso es más largo aún cuando intervienen menús como el surge al pulsar el botón derecho.
 
Una de las actividades que más tiempo realizan los usuarios de aplicaciones es la introducción de datos en formularios. En este caso la Tecla TAB nos permite ir saltando de casilla en casilla del formulario, lo que acelera enormemente la labor de introducir datos. Combinada con el comando MAYUSCULAS + TAB que nos permite realizar la misma labor en retroceso y con tecla ENTER, podemos rellenar un formulario entero sin hacer uso del ratón. Los atajos de teclado también pueden ser utilizados en combinación con el ratón, aumentando más aún la productividad.
 
Aunque conocer todos los atajos de teclado de cada programa que utilizamos es una labor prácticamente imposible, utilizar aquellos que sirven para realizar las tareas más comunes puede servir para mejorar de manera importante nuestra productividad. A veces, la solución para mejorar está en hacer un uso más eficiente de las tecnologías disponibles.