Oracle JD Edwards facilita la expansión

Necesidad y actualidad. La expansión internacional está de moda, pero además, y debido a la acuciante crisis económica, las empresas nacionales necesitan ampliar su nicho de mercado y abrir nuevas posibilidades de negocio. La internacionalización de una empresa se perfila como una posible solución, pero cuenta con sus complejidades. Las nuevas tecnologías plantean soluciones eficaces para superar los obstáculos de la expansión, y JD Edwards, de Oracle se perfila como la garantía de procesos unificados y recursos optimizados al máximo.  

La capacidad de operar con diferentes divisas, de gestionar stocks a pesar de la distancia, de adaptarse a normativas y estándares legales de distintos países. Éstas son algunas de las facilidades que ofrece un producto como el ERP JD Edwards EnterpriseOne, de Oracle, que permite a cualquier compañía, sin importar el sector al que pertenece, solventar de manera eficaz las complejidades de la expansión.

La trazabilidad de las operaciones de una compañía puede verse gravemente dañada en caso de que la aplicación utilizada no contemple la posibilidad de gestionar la contabilidad en diferentes monedas. Las pérdidas por las fluctuaciones entre divisas pueden estar a la orden del día.

La escalabilidad es también otro factor clave. Una actividad exportadora de cierto nivel puede resultar complicado, especialmente en el caso de no disponer de infraestructura empresarial en el extranjero. Aunque en ocasiones se desarrollen incursiones esporádicas a través de agentes locales que se encargan de la gestión comercial, existe riesgo potencial por la falta de de control en el proceso y la desvinculación con los clientes finales. De esta manera, una arquitectura adecuada garantiza que las ampliaciones de cualquier empresa en el exterior se realicen de manera coordinada e integrada con el resto de la compañía.

Por otra parte, la flexibilidad del sistema permite dividir la empresa en diferentes unidades de negocio con el fin de que el grado de seguimiento de las distintas árepueda resultar más exhaustivo y escrupuloso. Todo ello, sin necesidad de nuevas instalaciones de software o compras de servidores.

La interconexión de componentes y productos permite, además, una mayor capacidad de respuesta a las necesidades planteadas por los clientes.

Y por último, la adaptación a las normativas y estándares legales exigidos en cada país, es otra de las cuestiones que más importan a la hora de seleccionar el sistema más eficaz. De hecho, JD Edwards EnterpriseOne soluciona este problema a través de las localizaciones que permiten adaptar el funcionamiento de la aplicación a los requisitos del país donde se está operando.